Un tribunal de la región tribal de Khyber, en el noroeste de Pakistán, condenó hoy a 33 años de cárcel al médico paquistaní que ayudó a los servicios secretos de EEUU en la localización, hace un año, de Osama Bin Laden, informó a EFE un responsable político del citado área.

Según la fuente, que prefirió no ser identificada y apenas aportó detalles del proceso, el doctor Shakil Afridi fue juzgado por un tribunal de cuatro miembros y se le impuso asimismo una multa de 320.000 rupias (unos 3.500 dólares).

Afridi fue detenido semanas después de la operación de comandos especiales de EEUU que el 2 de mayo de 2011 acabó con la vida del líder de Al Qaeda en la ciudad septentrional paquistaní de Abbottabad, cercana a la capital Islamabad y a las zonas tribales.

El médico, que según medios locales ha sido condenado por traición, participó en una falsa campaña de vacunación contra la polio en Abbottabad orquestada por la CIA para conseguir muestras de ADN que pudieran confirmar la presencia de Bin Laden en la zona.

El diario local Dawn precisa que Afridi ha sido juzgado bajo el ordenamiento legal de las áreas tribales (establecido en la época de dominación británica), que a diferencia de la legislación paquistaní pena la traición con condenas de cárcel y no con la muerte.

El pasado enero, el secretario de Defensa de EEUU, Leon Panetta, reconoció que el médico condenado este miércoles tuvo un papel fundamental para localizar a Bin Laden y afirmó que ayudó a conseguir "información de inteligencia muy útil" para la captura del integrista saudí.

Dos días después de esas declaraciones, la comisión paquistaní que investiga la muerte de Bin Laden pidió que el médico fuera juzgado por alta traición.