Un 40% de las obras de infraestructura contempladas para el Mundial de 2014 en Brasil ni siquiera han salido del papel, pero el gobierno aseguró el miércoles que todas estarán listas a tiempo para el torneo futbolístico.

Las obras pendientes de comenzar su construcción son proyectos de movilidad urbana así como ampliación y reformas en puertos y aeropuertos, dijeron miembros del gobierno al presentar el balance semestral de los preparativos para el Mundial.

En la presentación, el ministro de Deporte, Aldo Rebelo, dijo que la modernización o construcción de estadios en las 12 ciudades sede ya está en marcha y avanza según el calendario previsto.

De ellos, seis estarán listos para acoger la Copa de las Confederaciones de 2013, que sirve como preparativo del Mundial. Se trata de los estadios de Fortaleza, Belo Horizonte, Brasilia, Rio de Janeiro, Recife y Salvador.

De los restantes seis, los plazos de conclusión varían de junio de 2013 en los casos de Curitiba y Manaus, a diciembre de 2013 en Cuiabá, Sao Paulo, Natal y Porto Alegre.

"No trabajamos con idea de atrasos, estamos seguros de que las obras estarán listas para el plazo de entrega antes del Mundial de 2014", declaró Rebelo durante la presentación del informe, acompañado de otros ministros del gobierno. "Un 83% de las obras estarán concluidas en 2013, las restantes estarán completadas en 2014 a tiempo para el Mundial".

La inversión total prevista para obras del Mundial es de 27.100 millones de reales, equivalente a 13,550 millones de dólares al cambio actual. Los montos incluyen inversiones públicas, privadas y mixtas.

Según el informe, de los 101 proyectos elaborados para el mundial, cinco ya fueron concluidos y 55 están en marcha. De los restantes, que no han comenzado, nueve ya fueron licitados y aguardan el inicio de obras, 17 están en licitación y 15 están en fase de elaboración de proyecto.

Gran parte de las obras sin iniciar son de movilidad urbana, como líneas de metro y carriles exclusivos para buses. De las 51 obras proyectadas en este campo, 28 ya están en marcha y 7 fueron licitadas pero no iniciaron su construcción. Otros nueve están en fase de licitación y siete de elaboración de proyecto.

El ministro de las Ciudades, Aguinaldo Ribeiro, explicó que los atrasos fueron motivados por diferentes tipos de problemas, como dificultades ambientales o cuestionamientos de la fiscalía de cada estado, pero aseguró que todos los proyectos estarán listos a tiempo para el torneo.

Un cuadro similar se presenta en los siete puertos marítimos y fluviales en construcción o modernización, así como en los 13 aeropuertos que serán usados durante la competencia, con algunas obras concluidas, otras en marcha y otras que aguardan inicio.

Rebelo aclaró que las exigencias legales asociadas con la preparación de las obras para el Mundial ya habían sido contempladas en el calendario de preparación, por lo que sostuvo que todo avanza conforme estaba previsto.

"Ya acogimos un Mundial en un momento difícil, después de la Segunda Guerra Mundial", dijo al recordar la Copa de 1950 en Brasil. "Hoy día Brasil tiene mejores condiciones, con una economía más dinámica, una presencia más significativa en el escenario internacional. Tenemos condiciones de realizar un Mundial a la altura de las expectativas de Brasil y del mundo".