El respaldo de los estadounidenses al aborto se encuentra en su nivel más bajo en tres lustros, mientras que el 90 por ciento de los adultos aprueba el uso de anticonceptivos, según encuestas de la firma Gallup divulgadas hoy.

Una encuesta de Gallup, realiza entre 1.024 adultos entre el 3 y al 6 de mayo, y que tiene un margen de error de más o menos 4 puntos porcentuales, reveló que el 41% de los estadounidenses se declara "a favor de la opción" del aborto frente al 47 % de julio del año pasado.

El nivel de apoyo a favor del aborto ha caído a su nivel más bajo desde mayo de 2009, cuando fue del 42 %, y ha venido disminuyendo desde el 56 % que alcanzó en 1995.

En cambio la posición que en EEUU se describe como "pro vida" -la oposición al aborto- que ha estado entre el 33 % de 1995 y el 45 % el año pasado, ahora obtiene un respaldo del 50 % de los encuestados, el más alto en todo el período.

La disminución del respaldo al aborto, señaló Gallup, se percibe por igual en los tres grandes grupos de votantes de EEUU: los republicanos, los demócratas y los independientes.

Entre los republicanos el nivel más alto de apoyo por la opción del aborto se registró en 2003, cuando era del 39 % y ahora ha bajado al 22 %, el menor en una década.

Entre los demócratas, el nivel más alto fue del 68 % en 2011 y ahora es del 58 %.

Entre los independientes, el respaldo para la opción del aborto era del 56 % hace una década y ha bajado ahora al 41 %, el menor apoyo en una década.

"Mientras que la identificación de los estadounidenses con la posición 'a favor de la opción' ha disminuido en el último año sus opiniones acerca de la moralidad y la legalidad del aborto se han mantenido firmes", añadió Gallup.

El 51 % de los estadounidenses cree que el aborto es moralmente erróneo y el 25 % sostiene que el aborto debería seguir siendo legal bajo cualquier circunstancias.

La encuesta también señala que el 82 % de los católicos en EEUU consideran que el control de la natalidad es moralmente aceptable, en tanto que el 89 % de todos los encuestados, y el 90 % de los no católicos están de acuerdo con esa posición.

La legalidad del aborto y la moralidad de los anticonceptivos junto el matrimonio homosexual son temas controvertidos en este año electoral en Estados Unidos.