Berenice Marlohe, la nueva chica Bond, ha hecho que la alfombra roja en el 65to Festival de Cine de Cannes parezca un día de paseo en la playa.

Un día lució un vestido dorado de Emilio Pucci con aplicaciones de encaje negro en la parte superior tipo halter, otro día portó un vestido de encaje negro de Roberto Cavalli con un escote en V profundo acompañado por un collar de cristales Swarovski en cadena.

Otra de las que llamaron la atención fue Naomi Watts, quien ha presumido un armario lleno de vestidos hechos a la medida: Una pieza de gala en color champán de Marchesa con plumas y bordados; un vestido rosado de Calvin Klein con tirantes espagueti; un vestido de coctel sin mangas con la parte superior en color gris iridiscente y una falda de plumas de avestruz de Gucci, y un vestido con estampado floral y algunas lentejuelas de Cavalli con una chaqueta de vestir negra con detalles dorados.

El vestido de Marchesa tenía flores de plumas teñidas especialmente y cosidas a mano que "caían en cascada en el vestido para crear un efecto ligero y etéreo", dijo la diseñadora Georgina Chapman.

El diseñador de Calvin Klein Francisco Costa consideró que la forma de su sensual vestido corto le iba perfectamente a Watts.

"Naomi fue la personificación del glamour clásico y moderno en este vestido sensual y a la medida", dijo. "Se veía completamente impecable".

Kirsten Dunst se vio muy femenina con un recatado vestido blanco de Dolce & Gabbana. Usó su cabello recogido en un moño con una banda decorada con flores.

En otro momento Dunst usó un Dior fucsia.

Muchas modelos han sido parte del espectáculo de la moda en Cannes, entre ellas Karolina Kurkova en un vestido cubierto con lentejuelas y escote V tipo halter de Cavalli con un corte asirenado y unos largos aretes de rubí y diamantes de Bulgari, o Erin Wasson en un vestido con cuentas multicolores en flequillos de Oscar de la Renta. Irina Shayk portó un minivestido con lentejuelas crema y plata de Cavalli, igualmente con flequillos en la falda.

Los hombres también quieren estar a la moda, especialmente con su calzado. Brad Pitt combinó sus zapatos blancos de agujetas con su traje caqui de Gucci y Ewan McGregor usó unos zapatos bicolor con su chaqueta y pantalones de rayas azul marino de Marni.