El tercera base dominicano Aramis Ramírez conectó un doble de tres carreras en la primera entrada que estableció la diferencia definitiva en el marcador del partido que los Cerveceros de Milwaukee vencieron por 8-5 a los Gigantes de San Francisco.

El receptor Jonathan Lucroy también pegó jonrón de dos carreras en la segunda entrada y los Cerveceros abrieron una ventaja de ocho anotaciones que se convirtió en la definitiva.

Por los Cerveceros, el bateo latino lo encabezó Ramírez, de 5-2, con una anotada y tres remolcadas; y Carlos Gómez, de 4-0. El venezolano César Izturis, de 4-2, con una producida. El mexicano Marco Estrada, de 1-1, con dos remolcadas.

El lanzador dominicano José Veras (3-1) logró la victoria después de abanicar a tres bateadores rivales en dos entradas sin hit como relevo de Estrada, que tuvo que retirarse al lesionarse en la pierna derecha al correr en un doble en el primer episodio.

El cerrador John Axford lanzó la novena para su séptimo salvamento en ocho oportunidades.

La derrota fue para el abridor Barry Zito (3-2) que recibió todo el castigo al permitir las ocho carreras -cuatro limpias- y cinco imparables, dio cuatro bases por bolas y sacó tres ponches.

Zito, que sólo estuvo tres entradas en el montículo, dejo en 0-4 su marca y efectividad de 7.67 en ocho aperturas que ha tenido en el Miller Park, de Milwaukee.

A pesar de la derrota, el bateo latino estuvo presente en el ataque de los Gigantes con el puertorriqueño Ángel Pagán que se fue de 5-1, con una carrera anotada.

Los dominicanos Melky Cabrera, de 5-1, con una anotada y una remolcada; y Joaquín Arias, de 4-3. El venezolano Héctor Sánchez, de 5-1, con 3 remolcadas.