El poder del bate estuvo de nuevo presente en el partido entre los Medias Rojas de Boston y los Orioles de Baltimore con una producción de cinco jonrones que al final se decidió a favor del primer equipo.

El jardinero izquierdo hispano Daniel Nava (2) y el receptor Kelly Shoppach (2) pegaron sendos jonrones en el sexto episodio que rompieron el empate en la pizarra y dieron la victoria a los Medias Rojos al vencer por 6-5 a los Orioles en el duelo de equipos de la División Este de la Liga Americana.

El jardinero central Scott Podsednik (1) también pegó jonrón solitario en la octava entrada para poner un parcial de 6-4 que le aseguraba la victoria a los Medias Rojas.

El equipo de Boston volvió a tener empatada la marca (22-22) después de conseguir el décimo triunfo en los últimos 13 partidos disputados, incluidos los dos últimos que han logrado frente a los Orioles que buscaban ganar la cuarta serie consecutiva ante los Medias Rojas por primera vez desde 1960.

Nava botó la pelota fuera del parque en la parte alta de la sexta entrada contra el abridor Jake Arrieta (2-5) que cargó con la derrota al ver como la pelota se fue por la parte alta de la valla del jardín derecho.

Podsednik siguió con un sencillo y Shoppach también cazó los lanzamientos del relevista mexicano Luis Ayala y puso el parcial de 5-2 a favor de los Medias Rojas.

El bateador designado Nick Johnson respondió en la parte baja de la misma entrada con jonrón de dos carreras, pero el bullpen de los Medias Rojas se encargó luego de asegurar la victoria.

El abridor Daniel Bard (4-5) logró la victoria al trabajar cinco entradas y un tercio en las que permitió cinco imparables con dos carreras limpias, dio cuatro bases por bolas y retiró a dos bateadores por la vía del ponche.

Otros cuatro relevistas trabajaron el resto del camino, incluido el nicaragüense Vicente Padilla que sacó tres "outs" y el cerrador mexicano Alfredo Aceves que trabajo una entrada y un tercio sin permitir hit ni carrera, con un ponche, y logró el undécimo salvamento de la temporada.

Arrieta, que cargó con la derrota, también trabajó cinco entradas y dos tercios cedió ocho imparables con cuatro carreras limpias, dio tres bases por bolas y retiró a dos bateadores por la vía del ponche.