El abridor Jonathon Niese tuvo que trabajar para encontrar su mejor control desde el montículo y ser la clave que permitió a los Mets de Nueva York vencer a domicilio por 3-1 a los Piratas de Pittsburgh.

Niese (3-2) trabajó siete entradas y tres tercios en los que permitió sólo una carrera después de ceder cinco imparables, dar dos bases por bolas y abanicar a cinco bateadores.

La excelente labor dejó a Niese con el tercer triunfo en los últimos cuatro partidos, cinco días después de haber permitido ocho carreras, que empataron la peor marca de su carrera profesional en la derrota por paliza de 14-5 frente a los Azulejos de Toronto en encuentro de interligas.

El relevista Bobby Parnell ponchó al jardinero central Andrew McCutchen con corredores en segunda y tercera base y el cerrador dominicano Frank Francisco trabajó perfecto el noveno episodio y logró tercer salvamento en cuatro días.

Francisco, que está teniendo una gran temporada logró el duodécimo rescate en 14 oportunidades.

El bateo oportuno lo pusieron el jardinero derecho Lucas Duda que impulsó el 1-0 de los Mets en el primer episodio con sencillo que llevo hasta la registradora al también guardabosque central Kirk Nieuwenhuis.

El propio Nieuwenhuis pegó en el quinto elevado de sacrificio para el 2-0 que anotó el receptor Rob Johnson y el antesalista David Wright conectó doble productor en el mismo episodio para que el jardinero izquierdo Mike Baxter anotase el 3-0.

El abridor Charlie Morton (2-5) cargó con la derrota por cuarta vez en cinco aperturas después de permitir ocho imparables y tres carreras limpias, no dio base por bolas y sacó un ponche en siete entradas de trabajo.

La única carrera de los Piratas fue anotada por el jardinero derecho Josh Harrison que aprovechó en la sexta entrada sencillo impulsador de McCutchen.