La obra del chileno Roberto Matta "La revolución de los contrarios" se vendió por 5 millones de dólares en una subasta de arte latinoamericano celebrada hoy en Nueva York por la casa Christie's, en la que se ofrecen más de 300 obras de autores procedentes de 16 países de América Latina.

El cuadro, pintado en París por Matta (1911-2002), constituye "un exponente del momento culmen de la carrera del artista, y en ella representa el cataclismo de un espacio en perpetuo estado de cambio, mediante regueros de pigmentos, líneas onduladas y estallidos de color", afirmó a Efe el director de la venta, Virgilio Garza.

Durante la venta, hasta 1,4 millones se pagaron por "Grafismo universal sobre fondo gris", del uruguayo Joaquín Torres-García (1874-1949), quien en esta pintura de 1937 aunó los motivos modernistas con los jeroglíficos de las culturas americanas primitivas.

El mismo precio de 1,4 millones alcanzó la obra "La calle", del colombiano Fernando Botero (1932), un artista con una amplia representación en la subasta y uno de los "más exitosos que todavía viven", según Garza.

Otra de sus obras más cotizadas fue "Los Arnolfini (después de Van Eyck)", en la que homenajea la pintura de este artista flamenco del siglo XV, y que se vendió por 842.500 dólares.

La obra "Salterio", del pintor hiperrealista chileno Claudio Bravo (1936-2011) alcanzó un precio de 1,1 millones de dólares.

Esta pintura forma parte de una serie de cuadros realizados entre 1997 y 2002, cuyos títulos remiten al cristianismo, y en los que Bravo recrea primorosamente diferentes tejidos, a través de colores densos y luminosos llenos de sensualidad.

Por otro lado, la obra del argentino Emilio Pettoruti (1892-1971) "Concierto", un bodegón con claras reminiscencias cubistas, se vendió por 794.500 dólares.