Los 17 países de la eurozona corren el riesgo de caer en una "recesión grave", advirtió el martes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, al tiempo que pidió a los gobiernos y al Banco Central Europeo que actúen con premura para evitar que se extienda al resto del mundo.

El economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan, advirtió que la economía de la eurozona podría contraerse un 2% este año, una cifra que la organización con sede en París expuso en el reporte anterior como la peor situación posible.

En su panorama económico semestral, la OCDE — que agrupa a las naciones más desarrolladas del mundo — pronosticó para la economía de la eurozona una contracción del 0,1% este año y un crecimiento de un mero 0,9% en el 2013.

"Hoy vemos la situación de la eurozona encaminada a esa posible situación" contenida en el reporte de la OCDE de noviembre, "que de materializarse podría causar una recesión grave en la eurozona y que contagiaría al resto del mundo", dijo Padoan a los reporteros antes de la difusión del informe.

Además, el informe pronosticó que Europa quedará más rezagada frente a otros países, especialmente Estados Unidos, cuya economía seguramente crecerá un 2,4% y un 2,6% respectivamente.

"Se está produciendo una tendencia divergente entre la eurozona y Estados Unidos, ya que Estados Unidos se está recuperando con más vigor mientras que la eurozona se está quedando rezagada", dijo Padoan.

La propia Europa está cada vez más dividida entre el norte acaudalado que sigue creciendo y un cinturón meridional cada vez más sumido en recesión, según las cifras de la OCDE.

Alemania, la mayor economía de Europa, crecerá el próximo año un 2% tras hacerlo un 1,2% en el 2012, mientras que Francia, la segunda potencia económica de la eurozona, crecerá el próximo año 1,3% tras hacerlo un 0,6% en el 2012, según la OCDE.

La economía italiana, en contraste, se contraerá un 1,7% este año y un 0,4% en el 2013, pronosticó la OCDE. La de España bajará un 1,6% este año y un 0,8% el próximo.

Padoan pidió a los líderes de la eurozona que adopten un acuerdo para fomentar el crecimiento incluso mientras reducen el déficit. El presidente francés Francois Hollande ha hecho de ese empeño el núcleo de su diplomacia europea en sus primeras semanas en la presidencia.

Podrían usarse eurobonos — deuda emitida conjuntamente por los países de la eurozona — para recapitalizar los bancos, dijo Padoan.