El policía peruano Luis Astuquillca, que sobrevivió 17 días en la selva tras un enfrentamiento con un grupo armado, fue ascendido hoy a suboficial de segunda en una ceremonia encabezada por el ministro del Interior de Perú, Wilver Calle.

Durante la ceremonia, el joven policía le dijo a sus colegas en actividad que "no desmayen" en el cumplimento de sus obligaciones y aseguró a su comando que estaba listo para volver a la actividad.

Astuquillca formó parte de un equipo especial de la Policía enviado a la selva de la región Cuzco, en el sureste de Perú, para enfrentar a un grupo armado que tomó a 36 rehenes en abril pasado.

Sin embargo, el suboficial y otros dos colegas que murieron alcanzados por disparos de francotiradores se quedaron en el monte, después de que el helicóptero que los llevó se retiró de la zona.

El fallido operativo policial y militar concluyó con 8 uniformados muertos y Astuquillca volvió a su comando por sus propios medios 17 días después.

El suboficial recibió el ascenso en una ceremonia en la que estuvieron presentes el ministro Calle y el director de la Policía, Raúl Salazar.

Calle reconoció el valor y coraje de Astuquillca y anunció que será propuesto como auxiliar en una agregaduría policial en el exterior, una vez que se recupere de las heridas causadas en el enfrentamiento.

Los errores cometidos en el operativo en el que participó Astuquillca provocaron la renuncia de los ministros del Interior y de Defensa, después de que el Congreso aprobara el debate de una moción de censura contra ellos.