Las autoridades de Nueva Jersey dieron hoy un nuevo golpe al clan de los Genovese con la detención de un presunto miembro de esa familia mafiosa y otras once personas que han sido acusada junto a otros dos individuos de varios delitos en conexión a una trama de extorsión y juego ilegal en internet.

Así lo anunció hoy la Fiscalía federal de Nueva Jersey en un comunicado de prensa en el que anunció el arresto de Joseph Lascala, de 80 años, al que acusan de ser un "capo" del clan de los Genovese al frente de una red de mafiosos dedicada al juego ilegal y apuestas a través de una página web en Costa Rica.

Trece de los catorce acusados, dos de los cuales se encuentran en paradero desconocido, se enfrentan a una pena máxima de veinte años de cárcel y multas de 250.000 dólares en caso de ser encontrados culpables durante el juicio, según detalló la oficina del fiscal federal, Paul Fishman.

"Las acusaciones de hoy vuelven a poner en evidencia que el crimen organizado tradicional sigue buscando diferentes vías para continuar con sus actividades ilícitas, en esta ocasión recurriendo a internet para procesar sus apuestas ilegales", afirmó el fiscal Fishman, que precisó que los acusados comparecerán ante el juez Mark Falk.

Según la acusación, los detenidos formaban parte de una red que operaba desde Costa Rica una página web, www.Beteagle.com, para canalizar su negocio de apuestas ilegales por internet, que contaba también con diferentes locales de juego en varias localidades del norte del estado de Nueva Jersey.

Las detenciones de hoy, que fueron posibles gracias al trabajo conjunto de la policía y agentes del FBI, suponen un nuevo golpe para la familia de los Genovese, uno de los cinco grandes clanes mafiosos de la Gran Manzana junto con los Gambino, los Bonanno, los Colombo y los Lucchese.

A finales de septiembre pasado un antiguo jefe y dos miembros de ese clan, Arthur Nigron y los hermanos Fotios y Ty Geas, fueron condenados a cadena perpetua por múltiples asesinatos y extorsión, meses antes las autoridades dieron otro golpe con el arresto de casi 130 colaboradores de las cinco "familias".