La salida "anunciada" del entrenador Stan Van Gundy de los Magic de Orlando se dio de manera oficial después que el equipo anunció en un comunicado que había sido despedido de su puesto.

Los Magic también informaron que habían llegado a un acuerdo para que el gerente general Otis Smith dejase su cargo dentro de la organización.

El rumor de despido y los enfrentamientos que se habían generado durante toda la pasada temporada entre el pívot estrella Dwight Howard y Van Gundy, que públicamente acusó al jugador franquicia de haber perdido su "cabeza" a los directivos del equipo, se hizo realidad.

Howard, que primero dijo que quería ser traspasado y luego que se mantendrá con el equipo al menos por una temporada más, al final consiguió que los directivos se hayan puesto de su lado y a la salida de Van Gundy y Smith van en esa dirección.

Pero la marcha de ambos deja también al equipo sin los artífices que hicieron posible la reconstrucción del equipo que llegó hasta las Finales de la NBA y estableció la mejor etapa deportiva en la historia de los Magic.

La relación entre Van Gundy y Smith con Howard se convirtió en el centro del drama que han vivido los Magic durante toda la temporada regular y al final la eliminación por segundo año consecutivo en la primera ronda de la fase final hizo que el dueño del equipo tomase la decisión de la salida del entrenador y el gerente general.

El presidente y CEO de los Magic, Alex Martins, en un comunicado oficial agradeció la aportación hecha por Van Gundy durante los cinco años que estuvo al frente del equipo, pero dijo que había que ir en otra dirección porque en la actual no era la correcta.

"Ha traído dedicación y ética cada día. Su éxito está bien documentado. Orlando Magic tiene el cuarto mejor récord de la NBA en los últimos cinco años y la tercera marca de victorias en la fase final en el mismo periodo", destaca el comunicado oficial.

Martin también considera que la decepción de haber caído eliminados en primera ronda de fase final por segunda temporada no fue nada bueno y se tuvo en cuenta a la hora de la decisión del despido de Van Gundy.

Orlando perdió en 2009 las Finales de la NBA contra Los Ángeles Lakers de Kobe Bryant y Pau Gasol.

Van Gundy, peleado con la estrella de la franquicia de Florida, parecía sentenciado desde hacía mucho tiempo y admitió que en cualquier momento podría irse a su casa.

Howard, que tuvo promedios de 20,9 puntos y 14,5 rebotes por partido durante la temporada regular accedió a quedarse un año más con el equipo si Van Gundy, de 52 años, se iba del cargo de entrenador.

Hasta que le hicieron esa concesión, Howard estuvo amenazando con irse a Los Ángeles Lakers, Nets de Nueva Jersey y Mavericks de Dallas.

Howard se lesionó en la espalda y fue operado, lo que hizo que se perdiera el final de temporada y la eliminatoria de cuartos de final que perdieron ante los Pacers de Indiana.

Los rumores ya han comenzado a surgir en torno a los posibles candidatos que cuentan para ocupar el cargo dejado vacante por Van Gundy, pero el equipo no ha hecho ningún tipo de comentario oficial al respecto.

Se habla de Phil Jackaon, Mike D'Antoni, Nate McMillan y Patrick Ewing, entrenador asistente de Van Gundy, que también suena para ocupar el puesto de vacante que existe en la organización de los Bobcats de Charlotte, donde el dueño Michael Jordan ha expresado su deseo de ponerlo al frente del equipo.

De momento tampoco se sabe quien hará las funciones de gerente general que se encargue de todo el proceso de selección de los jugadores que los Magic vayan a tener en el próximo sorteo universitario que se va a celebrar a finales de junio.

Los Magic completaron la temporada regular con marca de 37-29 a pesar de las lesiones de sufrieron los jugadores claves del equipo como Howard, que se perdió 17 partidos (5-12) y el alero turco Hedo Turkoglu y el base Jameer Nelson.

Martins, que conoce a Smith desde que comenzó como jugador en la franquicia de los Magic y a Van Gundy en los últimos cinco años, dijo que había tenido el día más difícil de su carrera.

Van Gundy y Smith tienen contrato por un año más con los Magic y Martins dijo que se reconocería ese derecho en su totalidad y de momento a los entrenadores asistentes también se les mantiene en la organización.

El exentrenador de los Magic en las cinco temporadas que estuvo al frente del equipo logró una marca ganadora de 259-135 en la competición regular y 31-28 en la fase final.