Fluminense espera hallar la manera de cerrarle el paso al enlace Juan Román Riquelme cuando reciba el miércoles a Boca Juniors en el partido de vuelta por los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Boca ganó la ida por 1-0 en Buenos Aires la semana pasada, y con un empate en el estadio Engenhao le basta para avanzar a las semifinales de la competencia continental.

"Es un 10 que sabe qué hacer", dijo el mediocampista de, Fluminense, Thiago Neves. "En verdad tenemos que respetarlo porque es un gran futbolista, juega muy bien y es contundente".

Riquelme se ha dejado sentir cuando ha enfrentado equipos de Brasil en la Copa Libertadores. Ayudó a Boca a vencer a rivales brasileños las últimas tres veces que ganó el título.

En 2000, Boca superó al Palmeiras en la final, y al año siguiente hizo lo propio con Vasco da Gama en cuartos de final y con el Palmeiras de nuevo en semifinales, para luego ganar la final ante Cruz Azul de México.

En 2007, Riquelme llevó a Boca al título al anotarle dos veces a Gremio en su visita a la ciudad de Porto Alegre, en el sur de Brasil.

Riquelme no jugó cuando Boca venció 2-0 a Fluminense en el Engenhao durante la fase de grupos del torneo de este año. Fluminense había ganado en Buenos Aires 2-1 en su primer cotejo.

Por si fuera poco, el técnico Abel Braga de nuevo no podrá contar con el volante Deco ni con el ariete Fred debido a lesiones. Ninguno de ellos jugó la ida la semana pasada, cuando Fluminense se quedó con un hombre menos gran parte del encuentro por la expulsión del zaguero Carlinhos.

Fluminense terminó la primera fase del torneo con la mejor marca. Está en busca de su primera Copa Libertadores, mientras que Boca es el segundo máximo ganador del torneo con seis títulos.

El partido del miércoles en Río de Janeiro está programado para las 2230 GMT.