La orden religiosa de los Legionarios de Cristo, de por sí desacreditada por ocultar los crímenes de su fundador pederasta, sufrió el martes otro duro golpe a su credibilidad, después que el director de la congregación admitió que en 2005 se enteró que Thomas Williams, uno de sus sacerdotes más prominentes era padre de un niño, y sin embargo le permitió seguir enseñando y predicando acerca de la moralidad.

Es probable que la admisión, por parte del religioso Alvaro Corcuera, enfurezca a los miembros de los Legionarios y su rama laica, que han soportado años de disculpas, hipocresía y explicaciones por los delitos del fundador mexicano de la orden católica, el padre Marcial Maciel, que abusó sexualmente de seminaristas y tuvo tres hijos con dos mujeres.

Williams, la cara pública de los Legionarios en Estados Unidos, admitió la semana pasada que había violado su voto de celibato y que es padre de un niño hace varios años. Lo hizo en una declaración pública después de que The Associated Press le presentó una copia de la acusación a la orden religiosa.

El director de la congregación Legionarios de Cristo admitió el martes haber ocultado que su sacerdote más prominente hubiese tenido un hijo y anunció la revisión de todas las denuncias pasadas de abuso sexual contra religiosos de la legión, en medio de un escándalo creciente.

El martes, Corcuera escribió una carta a todos los miembros de la congregación, revelando que admitió haber oído, antes de asumir como superior en 2005, que Williams, personalidad conocida de la televisión estadounidense, autor y teólogo moral, había tenido un hijo. Agregó que aceptó la palabra de Williams de que los rumores eran falsos.

Corcuera dijo que, después de asumir, confirmó la paternidad de Williams pero no hizo nada para impedir que este enseñara moral a los seminaristas o predicara sobre ética por televisión, ofreciera sus disertaciones o publicara. Entre sus 14 libros se cuenta "Cómo distinguir el bien del mal: una guía para la conciencia cristiana".

Williams, por ejemplo, siguió siendo el decano del departamento de teología en la universidad de los Legionarios en Roma hasta 2007, dos años después de que Corcuera se enteró sobre el niño. Como rector de la universidad, Corcuera podría haberlo expulsado, pero Williams enseñó teología hasta febrero, cuando fue finalmente retirado.

Corcuera dijo que impuso restricciones sobre el ministerio de Williams en 2010, pero fue el orador principal en una conferencia para mujeres afiliadas a la Legión el mes pasado en Estados Unidos y debía hablar en otro encuentro en octubre.

El clérigo admitió la semana pasada que había tenido un hijo después que The Associated Press enfrentó a los Legionarios con la versión. En una nueva declaración el martes, Williams dijo que había resistido a las exhortaciones de sus superiores a mantener una presencia discreta después que aquellos se enteraron de la versión.

"Creí tontamente que había dejado este pecado anteriormente y que podía compensar en parte el mal que había hecho si realizaba el mayor bien posible con los dones que Dios me dotó", dijo la declaración obtenida por The Associated Press. "Pero fue un error de juicio y otra cosa por la que debo pedir perdón".

Williams no identificó a la madre ni aclaró si estaba ayudando a la manutención del niño o si estaba involucrado en su vida. La Legión ha dicho que el niño recibe cuidados.

Las revelaciones del hijo de Williams y el subsiguiente encubrimiento han socavado más la credibilidad de la Legión y han agravado el escándalo de la congregación, que en 2009 admitió los abusos de su fundador mexicano ya fallecido, Maciel. Durante años, la Legión negó las acusaciones y desacreditó públicamente a los seminaristas que lanzaron sus acusaciones en 1997.

Maciel, que fundió la Legión en 1941 en México, murió en 2008.

___

Nicole Winfield está en Twitter como www.twitter.com/nwinfield