Al menos dos personas han muerto y más de 500 han resultado afectadas en Honduras a causa de las lluvias que azotan al país desde hace cuatro días, informó hoy la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

Las víctimas fueron identificadas como María Medina Pérez, de 23 años, que se ahogó el lunes en un río en la aldea El Ocote, en el departamento de Yoro, y Dinora Yamileth Torres, de 20 años, que murió soterrada el mismo día al ceder las paredes de una casa de adobe ubicada en barrio La Esperanza, al oriente de Tegucigalpa.

La Copeco extendió el lunes por otras 48 horas una alerta verde (preventiva) decretada el viernes en 12 de los 18 departamentos de Honduras a causa del temporal.

Además de los dos muertos, la Copeco informó de que unas 260 personas de la comunidad de Trojes, en el departamento oriental de El Paraíso, han sido evacuadas y otras 257 alojadas en albergues, mientras que unas 48 viviendas resultaron destruidas en el lugar.

Agregó que alrededor de 13.000 personas de 27 comunidades del departamento norteño de Yoro y Olancho (oriente) están incomunicadas, aunque menos daños se han reportado en Francisco Morazán (centro) y El Progreso (en el departamento norteño de Yoro), según el organismo de protección civil.

La Copeco indicó que las lluvias continuarán durante los próximos días y que la condición de vulnerabilidad en Honduras "se agrava" por la saturación del suelo.