La patronal europea, BusinessEurope, se mostró hoy abierta a debatir la creación de eurobonos "en el futuro", aunque señaló que esta medida no sería suficiente para resolver los problemas que sufren actualmente países como España o Grecia en los mercados de la deuda.

El director general de BusinessEurope, Philippe de Buck, se pronunció así al ser preguntado en un encuentro con los medios sobre la creación de bonos de deuda a nivel europeo, que podría tratarse mañana en la reunión informal de los líderes de la UE que se celebra en Bruselas.

De Buck valoró el potencial que tendrían los eurobonos para rebajar el coste de la "casi insoportable" deuda pública de algunos países, aunque señaló que esta medida "no serviría para resolver todos los problemas actuales".

La patronal, no obstante, deja la puerta abierta a "estudiar la creación de eurobonos en el futuro, sin tabúes", dijo De Buck.

Preguntado sobre el caso concreto de España, el responsable de BusinessEurope señaló que este país está actualmente "en el centro de todos los debates europeos", y destacó la importancia de "hacer un análisis adecuado" de la situación, algo que a su juicio está haciendo el Gobierno actual.

De Buck subrayó la necesidad de "cumplir los compromisos de reformas", y añadió que uno de los "grandes problemas" de España es el sector bancario, en el que será necesario "hacer un enorme esfuerzo", según dijo.

"Creo que se están buscando soluciones creativas para salvaguardar el sector financiero en España, ya que de lo contrario se produciría un efecto tremendo en la economía nacional y en la europea", afirmó.

Añadió que el otro problema principal de España es el alto coste de la deuda pública, cuya solución "debe ir de la mano de las reformas y de un plan creíble para el futuro".

En cuanto a la situación de Grecia, De Buck pidió a los líderes europeos que den "un mensaje claro" en la reunión de mañana, y en concreto, que señalen "la necesidad de salvaguardar lo que se ha construido".

La patronal rechazó una posible salida de Grecia de la zona euro, ya que considera que "no beneficiaría" ni al país ni al resto de la Eurozona.

"No se trata sólo de un problema de Grecia, sino de salvaguardar toda la integración europea y el futuro de la UE", destacó el director general de BusinessEurope.

La patronal europea también respaldó la puesta en marcha de medidas destinadas a reforzar el crecimiento y el empleo en la UE, en una carta enviada hoy a los líderes europeos de cara a la reunión de mañana.

"Deberíamos lograr un crecimiento del 2 %, esto sería lo mínimo para lograr una economía sostenible", afirmó De Buck, quien también pidió a los líderes que "refuercen el euro" y "demuestren a los ciudadanos que podemos salir de la actual crisis".

Para ello, BusinessEurope respalda medidas como la consolidación de las finanzas públicas combinada con reformas estructurales, ya que considera que ésta es la única vía para "recuperar la confianza necesaria para invertir, contratar trabajadores y aumentar el consumo", según reza la misiva.

BusinessEurope también defiende una mayor liberalización del mercado único o el aumento de la dotación del Banco Europeo de Inversiones (BEI), aunque reconoció que algunos Estados miembros se oponen a esta última medida por suponer un mayor esfuerzo presupuestario.

No obstante, la patronal se opone a la creación de una tasa sobre las transacciones financieras, ya que cree que esta medida elevaría el coste del capital "cuando la economía necesita precisamente lo contrario".