La OCDE redujo hoy sus previsiones económicas para la zona euro tanto para este año como para el próximo y advirtió de un incremento de riesgos por el desencadenamiento de un círculo vicioso recesivo.

En su informe semestral de Perspectivas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estimó que la zona euro sólo progresará un 0,2 % en 2012, frente al 0,6 % previsto en noviembre pasado, y un 1,3 % en 2013, en lugar del 1,7 %.

La peor situación es la de Grecia, que afrontará en 2012 su quinto año consecutivo de recesión con un nuevo bajón del PIB del 5,3 %, al que seguirá otro descenso del 1,3 % en 2013.