La enseñanza pública española está convocada hoy a la primera huelga unitaria de la democracia, ya que afectará a la mayoría de las regiones del país y a todos los niveles educativos, desde infantil hasta la universidad, en protesta contra los recortes aprobados por el Gobierno.

Los principales sindicatos han pedido al millón de empleados de este sector, mayoritariamente al profesorado, que secunden la movilización contra la reducción de un 21% en los presupuestos del Estado de 2012 en educación.

A ese recorte se sumó un decreto gubernamental para que, además, las comunidades autónomas (regiones) ahorren en conjunto más de 3.000 millones de euros.

La huelga, apoyada por algunas asociaciones de padres y el Sindicato de Estudiantes, puede afectar a cerca de 7,5 millones de alumnos de centros públicos, de los que 6 millones estudian en las enseñanzas no universitarias.

Según los sindicatos, los centros educativos deben permanecer abiertos y atendidos por parte del personal en virtud de los servicios mínimos.

En la región de Cataluña, en el noreste, un centenar de estudiantes cortó esta mañana durante unos 20 minutos la autopista cercana a la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), cuyos accesos también bloquearon.

El corte de las vías de circulación provocó largas colas y momentos de tensión entre los estudiantes, ataviados con capuchas o pañuelos que les ocultaban el rostro y el cabello, y los conductores afectados.

Los trabajadores de la enseñanza protestan contra medidas como el aumento del máximo de alumnos por aula y de las horas lectivas del profesorado, que supondrán -denuncian- prescindir de miles de docentes interinos y mermar la calidad educativa.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha justificado los recortes como "medidas excepcionales para una situación excepcional", en relación con la obligación de las comunidades autónomas de cumplir con la estabilidad presupuestaria.

La huelga de hoy se produce tras semanas de movilizaciones y protestas en todo el territorio y como señal de protesta por unos recortes cuyos efectos serán efectivos desde el próximo curso. EFE