La Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO) consideró hoy que el ataque al presidente transitorio de Mali, Dioncounda Traore, fue "orquestado" y prometió identificar y sancionar a los autores del suceso.

En un comunicado publicado hoy por la sede de la CEDEAO, en Abuya, la organización regional mostró su sorpresa por la facilidad con la que un grupo de manifestantes traspasó ayer la seguridad del Palacio Presidencial y agredió a Traore, quien fue hospitalizado brevemente.

Según la CEDEAO, este hecho demuestra que el ataque fue "orquestado" por quienes "pretenden minar el proceso de transición política del país", en una delicada situación tras el golpe de Estado sufrido el pasado mes de marzo.

Fuentes médicas y testigos informaron ayer de que Traore resultó herido durante el asalto frustrado de manifestantes progolpistas al Palacio Presidencial de Bamako.

Para la CEDEAO, los asaltantes son individuos descontentos con el reciente acuerdo, entre los mediadores del bloque regional y la junta militar maliense, para permitir a Traore que presida una transición de doce meses que dé paso a un orden constitucional.

Los asaltantes agredieron a los miembros del equipo de seguridad presidencial, soldados incluidos, y llegaron hasta la oficina del presidente, a quien golpearon.

La CEDEAO ha advertido en repetidas ocasiones de que impondrá sanciones a quienes traten de minar la transición.

Por su parte, una misión del Consejo de Seguridad de la ONU de visita en Costa de Marfil, dijo ayer en Abiyán, capital económica del país, que "la salida a la crisis de Mali está en peligro" debido a esta agresión.

"Las Naciones Unidas no pueden aceptar que una autoridad sea atacada así por manifestantes", señaló Gerard Araud, embajador de Francia ante la ONU, durante una rueda de prensa en Abiyán.

El pasado 22 de marzo, una junta militar se hizo con el poder en Mali tras un golpe de Estado que depuso al entonces presidente Amadou Toumani Touré.

La asonada y una rebelión tuareg en la zona norte del país mantienen al país africano sumido en una profunda crisis.