Un juez libanés aprobó hoy la puesta en libertad bajo fianza del islamista Shadi Maulaui, cuya detención por supuestos vínculos con el terrorismo motivó los recientes choques en la ciudad septentrional de Trípoli, informaron medios locales.

El juez Sakr Sakr, encargado del proceso, condicionó la liberación del acusado al pago de 500.000 libras libanesas (unos 332 dólares, 260 euros), apuntó la radio oficial del país.

Por su parte, el abogado de Maulaui, Mohamad Hafza, insistió en una entrevista televisiva en que su cliente es inocente y no pertenece a ningún grupo terrorista.

El arresto de Maulaui fue el detonante de los enfrentamientos que estallaron la semana pasada entre partidarios y detractores del régimen sirio en Trípoli, lo que ha causado la muerte de al menos 10 personas y heridas a más de un centenar.

En las últimas dos semanas, los vecinos de los barrios de Bab el Tebaneh -de mayoría suní- y Yabal Mohsen -de predominio alauí (chií) se han enfrentado en unos choques que se extendieron días después al barrio beirutí de Tarik al Yadide.

En medio de esta espiral de violencia, el clérigo suní Ahmad Abdul Wahid, crítico con el régimen sirio, fue asesinado el pasado domingo en un puesto militar en una región libanesa fronteriza con Siria, lo que llevó ayer a la organización Amnistía Internacional a pedir que las autoridades libanesas establezcan una investigación independiente para determinar las circunstancias del suceso.

El conflicto sirio ha profundizado la división entre los libaneses, de los que una parte, encabezados por el grupo chií Hizbulá, apoya a Damasco, mientras que la otra respalda la revuelta popular iniciada a mediados de marzo de 2011. EFE