El Parlamento israelí (Kneset) aprobó anoche una controvertida norma que concede desgravaciones fiscales a las organizaciones hagan donaciones para expandir asentamientos israelíes, incluidos los que están en territorio palestino ocupado, informan hoy los medios locales.

La ley, aprobada en el pleno de la Cámara en segunda y tercera lectura, supone una modificación de la legislación fiscal y establece descuentos de hasta el 35% de las donaciones a los asentamientos tanto en territorio israelí como en los territorios palestinos, indica el diario israelí Yediot Aharonot.

Propuesta por el diputado Zeev Elkin, del derechista Likud, la norma fue aprobada por 33 votos a favor y 13 en contra (de los 120 escaños que tiene la Cámara).

Elkin aseguró que el objetivo de la ley es promover los asentamientos en zonas poco pobladas de Israel, como el desierto del Neguev y en Galilea, pero los oponentes de la norma, como el diputado Dov Henin, del partido Hadash, advirtieron de que su verdadero fin es crear un nuevo mecanismo de financiación de las colonias judías en territorio ocupado, según el Jerusalem Post.

"La decisión tomada es completamente coherente con el programa del gobierno israelí que no tiene como prioridad la paz, sino la destrucción de la solución de dos Estados, la colonización del territorio palestino y el fortalecimiento de los grupos extremistas en Israel", declaró a Efe el portavoz de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Xavier Abu Eid, desde Ramala.