El estudiante británico de 21 años que fue condenado a 56 días de prisión por "incitar al odio racial" con sus comentarios en Twitter sobre Fabrice Muamba, aseguró hoy que cometió "un gran error" y que fue "una estupidez de borracho".

"He pagado caro mis comentarios, fueron muy estúpidos y un error enorme. No sé por qué los hice", declaró Liam Stacey, estudiante británico de biología en la Universidad de Swansea (Gales), a la cadena británica BBC One Wales.

Stacey se burló en la red social Twitter del centrocampista inglés del Bolton Fabrice Muamba, quien el 17 de marzo sufrió un paro cardíaco en el campo del Tottenham en un encuentro de Copa de Inglaterra (FA Cup), cuando éste permanecía tendido en el césped de White Hart Lane.

"Un par de semanas antes yo era un chico normal, estudiando en la universidad, jugando al rugby con mis amigos y disfrutando de la vida. Una semana o dos después estaba entrando en la cárcel, todo ha estado patas arriba", declaró Stacey.

La Universidad de Swansea, donde estudia biología Stacey, anunció hoy que ha suspendido al joven en su último año en la licenciatura ya que el centro "condena y no tolera el racismo".

"El estudiante estará suspendido por lo que resta de año y no podrá entrar en el campus, pero tendrá la posibilidad de examinarse como candidato externo a la universidad", aseguró un portavoz.

El británico tuiteó una serie de mensajes ofensivos acerca del estado de Muamba, de 23 años, después de que otros usuarios de la red social le recriminaran su primer comentario: "(Carcajadas) ¡Muamba está muerto!".

Pese a que el joven borró poco después los comentarios que había realizado, fue identificado y detenido al día siguiente por la policía después de que otros usuarios denunciaran sus menajes.

En la actualidad, el centrocampista del Bolton se encuentra prácticamente recuperado de la parada cardíaca que sufrió el pasado mes de marzo en una mejoría que el propio futbolista calificó de "milagrosa".