La estatua de tamaño natural de un cerdo regresó a casa después de desaparecer de la ciudad que llegó a ser apodada "Puercópolis".

El diario Cincinnati Enquirer reportó el martes que Maggie Gieseke y su familia han tenido la pesada estatua de 60 centímetros de alto (2 pies) desde hace una década en el vecindario de Hyde Park, en la ciudad de Cincinnati.

Algunas veces la disfrazaban: con barba blanca y sombrero rojo para Navidad, con un arco para el Día de San Valentín y orejas de conejo para la Pascua.

El sábado que desapareció tenía puestas sólo unas gafas. La familia avisó del "secuestro porcino" y alguien les avisó que la pieza estaba en un jardín con pasto crecido atrás de algunos negocios en el área cercana de Mount Lookout.

Sucio, maltratado, con una oreja rota y las iniciales "NF" grabadas en él, el cerdo regresó el martes a su sitio.

____

Con información de The Cincinnati Enquirer http://www.enquirer.com