Un agente de policía español adscrito a la embajada del país en Yemen fue hallado muerto de un disparo en la cabeza, dijo el martes el Ministerio del Interior en un comunicado.

Las circunstancias de la muerte de Antonio Cejudo, de 38 años, están siendo investigadas. Junto al cuerpo del agente se encontró su arma reglamentaria, aunque Interior declinó comentar si la hipótesis principal apuntaba a un suicidio.

Cejudo llevaba desaparecido varios días, cuando su familia le esperaba en España para disfrutar de unas vacaciones. Su cuerpo apareció en una zona montañosa a las afueras de Saná, la capital yemení.

El agente estaba destinado en la embajada española en Yemen desde hace dos años.