El Gobierno de Perú decidirá en junio próximo si renueva el contrato de concesión de servicio de telefonía móvil de la multinacional Telefónica, informó hoy el ministro peruano de Transportes y Comunicaciones, Carlos Paredes.

El ministro se presentó este martes ante la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso de la República, donde dijo que aún está pendiente la entrega de un informe final del Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel).

"En el transcurso de las próximas tres, máximo cuatro semanas, deberíamos tener lista esa evaluación de desempeño y en simultáneo con este plazo nosotros ya deberíamos adoptar una decisión", señaló.

Paredes añadió que entre las opciones para resolver este tema está la renovación del contrato, pero también la convocatoria a una licitación internacional para escoger a la empresa que operará el servicio de telefonía celular.

"Se evaluará si se renueva o no el contrato a Telefónica del Perú, si se aplicarán nuevos términos y condiciones, o si se da paso a una licitación internacional. Lo que también puedo asegurar es que el usuario no se verá perjudicado", indicó.

La presentación de Paredes generó críticas de algunos de los integrantes de la Comisión de Defensa del Consumidor, que consideraron insuficientes sus explicaciones.

El legislador opositor Luis Galarreta aseguró a la emisora Radio Programas del Perú (RPP) que la "presentación deja muchas dudas" y la consideró "pobre, nada técnica".

"No refuta nada de los cuestionamientos que durante meses se ha escuchado en todos los medios de comunicación", declaró Galarreta en alusión a las discrepancias que existen entre el organismo recaudador, que señala que la empresa tiene una deuda tributaria de más de 2.100 millones soles (unos 783 millones de dólares), aunque Telefónica sostiene que es un monto mucho menor que debe ser fijado por los tribunales.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) debe resolver si renueva tres contratos de concesión con Telefónica del Perú, filial de la multinacional española, dos de los cuales vencieron en 2011 y el otro en febrero pasado.

El Osiptel ha recomendado al Gobierno reducir el plazo de renovación del contrato con Telefónica a un máximo de 12 años y no a 20, como se tenía previsto en un comienzo.