El representante demócrata de Illinois Luis Gutiérrez, que ha sido una pujante fuerza en el Congreso en apoyo del DREAM Act, declaró a Fox News Latino que estaría dispuesto a respaldar una versión recortada propuesta por el Partido Republicano —a la que muchos del partido se oponen— si evitara que deporten a los jóvenes indocumentados.

En una entrevista exclusiva con el colaborador especial de Fox News Latino Juan Williams, el congresista dijo que trabajaría con la propuesta del senador nacional Marco Rubio de una legislación que detendría la deportación de inmigrantes indocumentados que hayan sido traídos siendo menores de edad si estuvieran asistiendo a la universidad o sirviendo en las fuerzas armadas.

Pero el aspecto más criticado de la propuesta del republicano de Florida —que continúa redactando y que no ha descrito en detalle— es que otorgaría una visa a quienes reúnen los requisitos, pero no les daría acceso a la tarjeta verde ni a la ciudadanía.

“Si tiene una propuesta, colaboraré con Rubio, eso es lo que digo”, dijo Gutiérrez, quien lidera el grupo de trabajo sobre inmigración del Congressional Hispanic Caucus (Comité Hispano del Congreso). "Creo que es sincero y que es genuino".

Williams insistió preguntándole a Gutiérrez si respaldaría la medida aunque explícitamente no otorgue la residencia permanente legal, conocida comúnmente como la “tarjeta verde”. Muchos críticos de la propuesta de Rubio dicen que denegar la residencia permanente los haría ciudadanos de segunda clase, lo que sería —dicen los críticos— castigar a quienes fueron traídos ilícitamente a los Estados Unidos, aunque no ellos hayan tenido culpa alguna.

Gutiérrez dijo que cree que deberían tener una manera de adquirir la ciudadanía —un aspecto del DREAM Act impulsado por los demócratas al que muchos republicanos se oponen— pero que más importante es detener las deportaciones.

"Mientras tanto, se sigue deportando a jóvenes", dijo.

Por qué no trabajar con quien sea, independientemente de su afiliación política o su motivación, que logre detener las deportaciones.

“Aunque sea una versión diluida y que no otorga la ciudadanía, si detiene las deportaciones y no los excluye de hacerse ciudadanos, no impide que eso suceda, [entonces] sí”, respaldaría la medida de Rubio, expresó Gutiérrez.

Rubio, a quien se considera un fuerte contrincante como compañero de fórmula del gobernador Mitt Romney, el presunto candidato presidencial del Partido Republicano, ha dicho que su propuesta otorgaría visas a los inmigrantes indocumentados —traídos a los Estados Unidos cuando niños— si asisten a la universidad o sirven en las fuerzas armadas.

El “DREAM Act” que los demócratas han impulsado sin éxito otorga a los estudiantes indocumentados traídos al país cuando eran menores de edad la oportunidad de obtener la residencia permanente en los EE. UU. si asisten a la universidad o sirven en las fuerzas armadas, y les permite más adelante solicitar la ciudadanía si así lo desean.

El mes pasado Rubio dijo que estaba tratando de llegar a un arreglo sobre el DREAM Act con el que muchos demócratas están de acuerdo, pero que muchos republicanos ven como una “amnistía”.

Rubio dijo que quería encontrar una manera de dar a los inmigrantes indocumentados que fueron traídos de niños la oportunidad de “legitimizar” su situación sin que se recompense la infracción de las leyes.

La versión del DREAM Act impulsada por los demócratas fue aprobada en la Cámara de Representantes en 2010 por 216 votos contra 198, pero fue rechazada en el Senado por un resultado de 55 votos contra 41. En el Senado, tres republicanos respaldaron la medida, y cinco demócratas votaron en contra.

Gutiérrez dijo que tanto él como Rubio estaban de acuerdo en que las deportaciones masivas de los llamados dreamers —el término con que se dio en llamar a quienes se beneficiarían con el DREAM Act— debe cesar.

“Cuando Rubio trata de buscar una solución, yo diría que creo que es sincero”, dijo Gutiérrez. “Creo que lo que Rubio dice es ‘Esto es lo que puedo hacer. Esto es lo que es posible para lograr que los republicanos que un año y medio atrás no hubiesen votado por el cierre forzado del debate sobre el DREAM Act para que podamos conseguir el voto, pero ahora votarán por eso’”.

Por qué no trabajar con quien sea, independientemente de su afiliación política o su motivación, que logre detener las deportaciones.

Gutiérrez fue uno de los tres miembros del Congressional Hispanic Caucus que se reunió con Rubio recientemente para saber más sobre su propuesta y tantear la probabilidad de que logre apoyo bipartidario… especialmente en un año electoral.

Gutiérrez dijo que quisiera ser optimista de que se podrá dar alguna forma de alivio a los jóvenes indocumentados, pero que le continúa preocupando si se conseguirá el apoyo de ambos partidos.

Dijo que sentía que Rubio podría lograr que un número suficiente de sus copartidarios aprueben el proyecto de ley en el Senado, que tiene mayoría demócrata. Pero dijo sentirse menos optimista acerca del apoyo bipartidario en la Cámara de Representantes.

“¿Cómo logramos que pase [en la cámara baja]?” preguntó. Señaló que, de los ocho republicanos que contribuyeron a que se aprobara el DREAM Act en 2010, seis ya no estaban.

Rubio ha admitido que lograr que ambos partidos trabajen juntos en un tema tan encendido como es la inmigración será difícil en un año electoral. El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, también ha dicho que la propuesta de Rubio —cuando se publique en detalle— se enfrentará a una difícil batalla, dado el elevado nivel de las tensiones bipartidarias.

Mas Informacion en FNL