La próxima audiencia del caso civil que el exdirigente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn enfrenta en Nueva York tras la denuncia de asalto sexual por parte de una empleada de un hotel tendrá lugar el próximo 11 de junio, informó hoy el diario The New York Post.

La nueva audiencia tendrá lugar después de que a principios de mayo el juez Douglas McKeon, de la Corte Suprema de Justicia del Bronx en Nueva York, rechazara la petición de inmunidad diplomática que alegaba la defensa de Strauss-Kahn para que se desestimara el caso.

El magistrado afirmó entonces que el político francés renunció voluntariamente a su puesto al frente del Fondo Monetario días después de su detención en Nueva York, el 14 de mayo del año pasado, por lo que al no ser "ni empleado del FMI, ni un enviado diplomático, ni un agente diplomático", "no disfrutaba de inmunidad".

El juez permitió así que siguiera adelante este caso, que comenzó con una demanda presentada el pasado 8 de agosto por Nafissatou Diallo, un inmigrante guineana que asegura que el exdirigente del FMI la asaltó sexualmente de forma "sádica, intencionada, brutal y violenta" en la habitación del hotel de Manhattan donde éste se hospedaba.

El mediático caso contra DSK, como se conoce en los medios al exdirigente del FMI, comenzó con su detención en el interior de un avión en un aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York cuando se disponía a viajar a París, después de que la Policía recibiera la denuncia por asalto sexual de Diallo.

Tras pasar por la cárcel de Rikers Island y estar sometido a un arresto domiciliario en Nueva York, el proceso penal que se abrió en contra del político francés culminó al quedar libre de cargos el pasado agosto, cuando la Fiscalía pidió desestimar el caso por falta de credibilidad de la mujer.

Diallo recurrió entonces a la justicia civil con esta querella, a la que Strauss-Kahn ha respondido este mes con una demanda en la que exige a la guineana al menos un millón de dólares "por los daños derivados de las falsas acusaciones que intencionalmente y con conocimiento de causa" vertió contra él.

Un año después de su detención en Nueva York, el que fuera favorito para las elecciones presidenciales de Francia sigue enfrentándose a procesos en EE.UU. y su país, y el lunes la Fiscalía de la ciudad francesa de Lille anunció que había abierto una investigación preliminar sobre unos hechos "susceptibles de ser calificados de violación en grupo" en los que DSK está implicado.