Un centenar de teléfonos públicos de la zona central de Sao Paulo se ha llenado de color con una intervención artística denominada "Call Parade", una analogía de la "Cow Parade" que hace algunos años instaló vacas decoradas por artistas en distintas ciudades del mundo.

El "Call Parade", una iniciativa de la empresa Toptrendes y de Vivo, la marca en Brasil de la multinacional española Telefónica, reúne trabajos de artistas invitados y de ciudadanos anónimos que plasmaron sus propuestas en los teléfonos callejeros.

Los responsables de la iniciativa, que comenzó el pasado fin de semana y estará en las calles de la mayor ciudad brasileña hasta el próximo 24 de junio, indicaron que la exposición "a cielo abierto, deja el arte accesible a todos".

Uno de los propósitos de la intervención artística, de acuerdo con los organizadores, es reducir el número de teléfonos públicos que son destruidos por vándalos, un problema que en la actualidad afecta al 25 por ciento de los 52.000 aparatos telefónicos esparcidos por Sao Paulo.

Las obras fueron divididas en ocho circuitos del centro y barrios vecinos, la mayoría de ellos en lugares turísticos y en la Avenida Paulista, principal arteria de la ciudad.

El color de las pinturas, diseños innovadores, el juego de texturas, la utilización de materiales y otras particularidades fueron tenidas en cuenta por artistas como Juárez Fagundes, autor de "Vivo conectando", obra en la que el teléfono se transforma en una gorra comunicada con el mundo exterior.

Un cerebro al descubierto, una sandía gigante y las otras transformaciones de los teléfonos públicos serán llevadas posteriormente a otros puntos de la ciudad y a los municipios en los que Telefónica es la operadora de telefonía fija.