El análisis de la voz de una persona que aparece en un vídeo incautado a las FARC es una de las razones de la detención de Sigifredo López, el único superviviente de un grupo de 12 diputados regionales colombianos secuestrados en 2002, que ahora está detenido como sospechoso de complicidad con los secuestradores.

El diario El Espectador publicó hoy en exclusiva detalles de la investigación que llevó a la detención de López, así como apartes de sus declaraciones el pasado viernes, cuando fue sometido a un interrogatorio por la Fiscalía, en cuya sede sigue detenido.

La detención de López, el pasado jueves, ha conmocionado a todo el país, ya que tras pasar siete años secuestrado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y ser testigo del asesinato de sus compañeros de la Asamblea Legislativa del Valle del Cauca (suroeste), ahora se le vincula con aquellos hechos macabros.

La principal prueba contra él es un vídeo de 61 minutos incautado a las FARC y analizado por dos peritos, Judith Valencia Torres y Liliana Andrea Giraldo, las cuales concluyeron que sin ningún género de duda la persona que habla de espaldas a la cámara, salvo un instante en que es captada de perfil, es Sigifredo López, dice el diario.

"La voz de cada ser humano es única e irrepetible, como el ADN", subrayó una de los peritos.

Para las responsables de la prueba acústica, "el resultado no deja sospecha ninguna de que coinciden completamente. El exdirigente tiene una particularidad en la dicción de la letra 'r', que sumado a sus entonaciones y matices la hacen única".

López, sin embargo, defiende su inocencia.

"Muy respetuosamente pido al señor fiscal que este testimonio se tenga como prueba de mi repudio a las acciones terroristas e infames de las FARC. Esta ha sido mi posición antes del secuestro y con mayor desprecio después del mismo".

Con estas palabras López inició este viernes la indagatoria, en la que aportó como prueba de su inocencia el libro que él mismo escribió tras haber sido liberado por la guerrilla en 2009 y en el que revela las penurias que vivió durante el cautiverio.

El Espectador apunta que "las pruebas técnicas en poder de la Fiscalía desafían el absurdo".

En el vídeo aparece un individuo, cuyo rostro no puede verse y quien, "con planos en la mano", detalla "el esquema de seguridad" de la Asamblea del Valle del Cauca, departamento del sur de Colombia, "las rutas de evacuación, el nombre y la ubicación exacta de los asientos de los diputados y hasta tilda de enemiga a la Policía cuando da su ubicación", señala El Espectador.

Sólo por un instante, el protagonista se agacha y la cámara registra su rostro de perfil.

El análisis morfológico elaborado por el perito Juan Carlos Ramírez Escanio establece que "la superposición de imágenes permitió establecer que se trata de un mismo individuo por las coincidencias en la nariz, boca y mentón".

En su declaración, el exdiputado y exsecuestrado, sin embargo, manifestó: "jamás he visto ese vídeo, esa voz no la conozco y no puede ser la mía". "Estamos ante el error judicial más grande en la historia de este país", clamó.

El vídeo, al parecer, se encontraba en el computador de "Alfonso Cano", que era el máximo jefe de las FARC hasta su muerte en noviembre pasado a manos del Ejército.

Sigifredo López fue secuestrado en 2002 junto a once de sus compañeros y liberado en 2009.

En el transcurso de esos años ocurrió uno de los acontecimientos que más han estremecido a Colombia: el asesinato de sus once compañeros en una confusa acción de la que él fue el único superviviente.

Tras su liberación, López explicó que se salvó de la masacre porque en ese momento los guerrilleros le habían castigado y le habían trasladado a otro lugar del campamento.

La Fiscalía investiga si el exdiputado superviviente es culpable de los delitos de perfidia, rebelión y homicidio agravado por su supuesta participación en el secuestro y, en consecuencia, en la muerte de un policía durante aquellos rocambolescos hechos, ocurridos en Cali en 2002, cuando un comando guerrillero tomó la Asamblea del Valle del Cauca.