El pitcher y desertor cubano Aroldis Chapman fue demandado por 18 millones de dólares por un cubano-estadounidense que lo acusa por su encarcelamiento en la isla comunista.

La demanda fue radicada la semana pasada en el tribunal federal de Miami, y dice que Chapman acusó falsamente a Danilo Curbelo García de estar involucrado en el tráfico de personas, lo que desembocó en su arresto y condena en 2008 en Cuba. Curbelo García fue sentenciado a 10 años de cárcel.

Chapman desertó en 2009 mientras estaba en un torneo en Holanda y al año siguiente firmó un contrato por 30,25 millones y seis años con los Rojos de Cincinnati. La demanda señala que Chapman acusó a Curbelo García para congraciarse con el gobierno cubano para poder regresar a la selección cubana y viajar al exterior para planificar su escape.

Chapman había sido suspendido de la selección por un intento previo de irse de la isla.

"Su decisión de irse del país desembocó en su subterfugio, que se basaba en demostrar su lealtad al estado, lo que logró convirtiéndose en un informante... y acusando falsamente y testificando en contra de Curbelo García", señala la demanda.

El agente de Chapman no contestó de inmediato una llamada el martes para conseguir una reacción. La demanda fue radicada en el sur de Florida porque Chapman tiene una casa allí y la esposa y la hija de Curbelo García viven allí.

Curbelo García tiene residencia legal en Miami y también cuenta con ciudadanía cubana.

La demanda surgió justo antes que el zurdo de 24 años fuese arrestado por conducir a exceso de velocidad y con una licencia suspendida el lunes por la madrugada en Ohio. La policía dijo que el relevista manejaba a 93 millas por hora (150 kilómetros por hora).