Un tribunal penal egipcio condenó hoy a cinco policías a diez años de cárcel tras encontrarlos culpables de haber matado a manifestantes durante la revolución que derrocó al régimen de Hosni Mubarak en febrero de 2011, según fuentes judiciales.

Las fuentes dijeron a Efe que el tribunal condenó, además, a dos oficiales de la Policía a un año de prisión, exento de cumplimiento, mientras que absolvió a otros diez agentes, que estaban acusados de haber participado en la matanza de manifestantes.

Los condenados están implicados en los sucesos de 28 de enero de 2011, denominado el "Viernes de la Ira", en el que medio centenar de personas murieron en manifestaciones masivas, que habían comenzado cuatro días antes, contra el régimen de Mubarak.

El juicio de hoy se suma al del pasado 22 de mayo, en el que un policía fugado fue condenado a muerte en rebeldía por matar a participantes en las protestas durante la Revolución del 25 de Enero.