Carla Bruni, tras abandonar el palacio del Elíseo, comienza a pensar en el lanzamiento de su próximo disco porque "ahora el álbum puede salir con total libertad sin ser examinado a través del prisma político", ha afirmado la cantante en una entrevista exclusiva con la revista Elle.

La vida política de su marido, que hasta hace poco se encontraba en campaña, y el nacimiento de su primera hija, en octubre de 2011, han impedido a la ex primera dama de Francia volver a la industria discográfica por falta de tiempo.

Ahora, se plantea su regreso con la intención de alejar su faceta profesional de su vida privada: "yo soy música, mi marido no", resalta la cantante.

Carla Bruni, esposa desde 2008 del ex presidente francés Nicolas Sarkozy, asegura en la entrevista a Elle que aparte de lo que ha cambiado su entorno personal, su carácter no lo ha hecho.

"Es la vida la que se encarga de cambiarnos, y si no cambiamos envejecemos sin madurar, y eso es muy triste", recalca la italiana.