El seleccionador de Chile, Claudio Borghi, afirmó hoy que "sacar los seis puntos sería extraordinario" para su equipo en los partidos frente a Bolivia y Venezuela en las próximas dos jornadas de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Brasil 2014.

Borghi tiene claro que su equipo debe sumar puntos de visita para así aliviar lo que vendrá después. El próximo 2 de junio, Chile irá a La Paz para medirse a Bolivia y el día 9 del mismo mes hará lo propio con Venezuela.

En las cuatro jornadas ya disputadas de las eliminatorias, la selección de Borghi ha sumado seis puntos, producto de victorias sobre Perú y Paraguay, ambas como local, y ha perdido sus dos encuentros fuera de casa, ante Argentina y Uruguay.

"Uno se conforma con la mayor cantidad de puntos posibles y sacar los seis puntos sería extraordinario, pero si miras la tabla estamos todos juntitos, al que pierda puntos no se le escapará de resto", comentó el entrenador argentino en rueda de prensa.

"Ahora, el que saque seis puntos tendrá una ventaja importante, por lo que sí creemos que debemos sumar puntos como visita y así no será tan obligatorio o necesario ganar cuando juguemos de local", reflexionó.

La selección de Chile comenzó hoy a entrenarse, aunque no todos los jugadores han llegado a Santiago y varios de los que están en Europa lo han hecho con molestias musculares, entre ellos el centrocampista del Juventus italiano Arturo Vidal, Matías Fernández y Humberto Suazo.

La preparación del partido en La Paz incluye sesiones en cámaras hipobáricas, facilitadas por la Fuerza Aérea, para la mejor adaptación de los jugadores a la altitud.

Dicho procedimiento ha sido utilizado por Chile en las dos anteriores eliminatorias, en las que la Roja salió victoriosa del estadio Hernando Siles de la ciudad andina, situado a más de 3.600 metros sobre el nivel del mar.

Borghi también entrenará a sus dirigidos varios días en Calama, a 2.600 metros de altitud, antes de viajar a La Paz, para completar la aclimatación de la plantilla.

El 'Bichi' dijo que tras el partido en Bolivia el grupo regresará a Santiago para preparar el encuentro con Venezuela, "porque nos da la posibilidad de recuperarnos un poco mejor".

El seleccionador de Chile deseó que el partido en La Paz "sea abierto y podamos aprovechar las ocasiones".

"Los equipos están proponiendo darle la iniciativa a los rivales, esperarlos más arropados, y por el desgaste que significa jugar en la altitud nosotros no creemos que ellos salgan a atacar todo el partido", agregó.