La torre de comunicaciones más alta del mundo, Tokyo Skytree, con 634 metros de altura, abrió hoy sus puertas al público en Tokio en medio de una gran expectación y grandes filas desde primeras horas del día.

Solo los cerca de 8.000 afortunados que lograron comprar una entrada por anticipado podrán contemplar hoy las vistas de la metrópolis más grande del mundo desde la torre, que ha superado en altura a la de la ciudad de Guangzhou (China), de 600 metros.

Tras una ceremonia inaugural frente a los ascensores de la estructura, poco antes de las 11.00 hora local (2.00 GMT), se permitió el acceso a la primera visitante, la mujer que concibió el nombre "Skytree" en un concurso organizado por la operadora del complejo, informó la cadena pública NHK.

Debido al gran número de visitantes previsto, hasta el próximo 10 de julio solo se podrán adquirir entradas por anticipado para el primero de los observatorios, situado a 350 metros de altura.

Solo desde ahí arriba puede comprarse el billete que da acceso al segundo observatorio que, desde sus 450 metros de altura, ofrece una panorámica de hasta 70 kilómetros del área metropolitana de Tokio, con más de 30 millones de habitantes.

Sus operadores esperan que la torre, cuya construcción arrancó en 2008 y concluyó el pasado 29 de febrero, atraiga a unos 32 millones de visitantes el primer año.

El complejo que vertebra la torre incluye además un centro comercial con más de 300 establecimientos que, debido a las largas colas formadas hoy a la entrada a pesar de la lluvia, se vio obligado a abrir sus puertas 20 minutos antes de lo previsto.

La Tokyo Skytree, erigida para suministrar la señal de televisión digital a la capital nipona, fue nombrada el pasado noviembre por el Libro Guinness de los Récords mayor torre de comunicaciones del mundo tras superar a la de Guangzhou.