El presidente de la Comisión Regulatoria Nuclear (CRN) de Estados Unidos, Gregory Jaczko, anunció hoy su dimisión después de meses de controversias con los otros miembros de la agencia y quejas del personal.

Jaczko indicó en una declaración escrita que "ahora es el momento apropiado" para abandonar el cargo, aunque su dimisión sólo se hará efectiva después que el Senado confirme a su sucesor.

A fines del año pasado, otros cuatro miembros de la comisión que supervisa las 104 plantas nucleares en EE.UU. se quejaron a la Casa Blanca de que Jaczko actuaba con prepotencia hacia el personal, había abusado verbalmente de las mujeres y dificultaba las comunicaciones internas de la agencia.

El anuncio abrupto de su dimisión ocurre mientras se espera otro informe de la Inspección General de la CRN que analizó esos problemas.

El mes pasado, Jaczcko negó "categóricamente" que hubiera sido especialmente agresivo contra las mujeres.

La controversia en torno al comportamiento de Jaczcko al frente de la agencia se había calmado un poco a comienzo de este año pero se reavivó el mes pasado cuando el jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, de Nevada, pidió a la Casa Blanca que no volviera a postular a la comisaria Kristine Svinicki en la CRN.

Reid ha sido el patrocinador de Jaczko, y Svinicki, que es republicana, había sido una de quienes criticaron la gestión de Jaczko.

El Gobierno del presidente Barack Obama no hizo caso de las gestiones de Reid y volvió a designar a Svinicki en el cargo.

En su carta anunciando la dimisión, Jaczko no hizo mención a algunas de las controversias que han marcado su gestión, aunque sí se extendió sobre cuán orgulloso está él del trabajo que ha hecho la agencia para aplicar reformas después del desastre nuclear de Fukushima Daiichi, el año pasado en Japón.