El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, analizó hoy con el presidente estadounidense, Barack Obama, la crisis que atraviesa España y la zona euro y la necesidad de garantizar la estabilidad financiera.

En una rueda de prensa en Chicago para hacer balance de la cumbre de la OTAN, Rajoy informó de que hoy habló en dos ocasiones con Obama, unas conversaciones que consideró "muy instructivas".

Según explicó el gobernante español, no abordaron los problemas de la banca ni la reforma financiera, pero sí la situación de la economía española y europea.

En ese contexto, Rajoy trasladó a Obama su convencimiento de que los instrumentos para crecer y crear empleo son el control del déficit, las reformas estructurales y el saneamiento de los bancos, aunque hoy la "prioridad", dijo, es la estabilidad financiera, la sostenibilidad de las deudas soberanas y la defensa del euro.

Se trata de la segunda vez que Rajoy coincide con Obama; ambos también tuvieron ocasión de conversar a finales de marzo en Seúl, donde asistían a la Cumbre de Seguridad nuclear.

Fue entonces cuando el presidente estadounidense invitó al jefe del Gobierno español a visitarle en la Casa Blanca, pero la cita todavía no se ha cerrado.

Según han explicado fuentes del Ejecutivo español, debido al calendario electoral en EEUU la reunión difícilmente podría celebrarse después de septiembre.