Las manifestaciones continuaron en Montreal a pesar de la entrada en vigor de una nueva ley diseñada para dar fin a tres meses de protestas contra las propuestas de aumentar las tarifas escolares, mientras el movimiento ganaba algunos adeptos renombrados.

La policía de Montreal arrestó a por lo menos 300 personas y 20 resultaron heridas el fin de semana, entre ellas 11 policías.

El gobierno de la provincia de Quebec aprobó el viernes una ley de emergencia que restringe las protestas, en la que se incluye un requerimiento de que se informe a la policía con ocho horas de anticipación la realización y la ruta de cualquier manifestación en la que participen 50 personas o más. Pero la nueva ley sólo ha servido para alimentar el movimiento. El domingo se efectuaron nuevas protestas, incluida una revoltosa marcha nocturna, la 27ma consecutiva.

La manifestación fue prontamente declarada ilegal por la policía luego de que comenzó a las 8:30 de la noche debido a que arrojaron objetos contra los oficiales, dijo el lunes el sargento Ian Lafreniere.

Un primer grupo de manifestantes fue acorralado y 110 personas fueron arrestadas. Conforme progresaba la protesta, se hicieron más arrestos luego de que los manifestantes se subieron sobre vehículos civiles y policíacos, causando daños, agregó.

La protesta de la noche previa también terminó con decenas de arrestados, luego de que la policía se enfrentó con manifestantes.

Grupos estudiantiles han criticado la ley y han dicho que la impugnarán en los tribunales, además de que continuarán con las manifestaciones.

"Creo que el gobierno puso a la policía en una situación difícil", dijo uno de los manifestantes, Nino Gabrielli, quien concluyó su maestría el año pasado en una universidad de Montreal. "Creo que la población se está movilizando por esto".

Para el martes se ha programado una manifestación multitudinaria para conmemorar el 100mo día de protestas. La policía de Montreal dijo que se han efectuado más de 200 manifestaciones desde que el movimiento estudiantil inició en febrero.

El movimiento también ganó apoyo de personalidades. El documentalista Michael Moore manifestó su apoyo a los estudiantes y ha colocado enlaces sobre el tema en su portal de internet.

El conflicto ha causado una considerable agitación social en la provincia francófona, donde se han efectuado las protestas más beligerantes de Canadá.

El primer ministro provincial Jean Charest se ha negado a dar marcha atrás a los aumentos de 254 dólares anuales a lo largo de siete años. Quebec tiene las matrículas escolares más bajas de Canadá, y aun después del incremento de 80%, seguirán estando entre las más bajas del país.