Colombia está a punto de ser desplazado por Perú o Etiopía como cuarto productor mundial de café debido a la caída constante en la cosecha nacional, sostuvo hoy el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo.

El alto cargo observó que, en solo tres años, la producción cafetera anual de su país pasó de un potencial de doce millones a una media de cuatro millones de sacos.

El país también tendrá este año una cosecha a la baja, pronosticó Restrepo durante un encuentro con cultivadores de grano en Andes, la principal zona cafetalera del departamento de Antioquia (noroeste) y una de las más importantes de Colombia.

En unas declaraciones recogidas en un comunicado por su oficina de prensa, el ministro reconoció que esta realidad "es muy preocupante".

En estos años, Colombia pasó de ser el segundo productor mundial, después de Brasil, al cuarto lugar, en favor de Vietnam e Indonesia, según lo recordó el titular de Agricultura.

Ahora, Perú y Etiopía "le están pisando los talones muy de cerca", advirtió Restrepo, para quien con la baja en la producción se pierden mercados y, por ende, ingresos en divisas.

El ministro sostuvo que esta realidad ya no se le puede atribuir a los largos períodos de lluvia, al hongo de la roya o la necesaria renovación de cultivos, de los que el año pasado se reemplazaron 117.000 hectáreas con variedades resistentes a dicha plaga.

Sin embargo, Restrepo admitió que la renovación ha perdido dinamismo en lo que va de este año, lapso en el que también han caído los mecanismos financieros y crediticios para esta actividad.

"Nos inquieta mucho que la política central para recuperar producción, que es la renovación, no esté mostrando, al menos en este primer semestre, el mismo ritmo de dinamismo que mostró el año pasado", enfatizó luego.

El ministro colombiano de Agricultura dijo que hay que analizar el por qué de esta pérdida de dinamismo, para recuperar el ritmo.

Más de medio millón de familias viven del cultivo de café en el país, que sigue como el primer productor de grano suave.