Al menos once estudiantes murieron hoy, y veintidós resultaron heridos, cuando un autobús cayó en un precipicio en la costa suroeste de Albania, informaron fuentes policiales.

El autobús transportaba 33 estudiantes, la mayoría de ellos chicas, del tercer curso de la facultad de Literatura de la universidad pública "Aleksander Shuvani" de Elbasan.

El vehículo había partido desde la ciudad de Elbasan hacia la costa de Saranda, en el sur del país.

Según varios testigos oculares citados por medios locales, el autobús iba a alta velocidad en el momento en que se desvió de la carretera nacional cerca de la ciudad de Himara y cayó en un precipicio de 80 metros de profundidad.

Las heridas más graves han sido transportadas en helicóptero al hospital militar de Tirana, donde ocho de ellas se encuentran en estado muy grave, según fuentes hospitalarias.

Entre las víctimas mortales está el conductor del autobús, según la prensa local.

El primer ministro, Sali Berisha, ha proclamado para mañana, martes, día de luto nacional por este "tragico"accidente.