El presidente estadounidense, Barack Obama, ha subrayado hoy las "duras" políticas que están poniendo en marcha países como España e Italia y ha reclamado una política monetaria que los respalde, en línea que la petición formulada hoy por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

En rueda de prensa en Chicago tras concluir la cumbre de la OTAN, Obama ha apostado por una "estrategia de crecimiento" acompañada de "disciplina fiscal" y de "una política monetaria que promueva la capacidad de países que, como España e Italia, han puesto en marcha objetivos muy duros y políticas muy duras".

Según ha manifestado, es necesario ofrecer "perspectivas para la mejora económica, el crecimiento del empleo y el aumento de los ingresos, aunque lleve un poco de tiempo".