El ministro de Seguridad de Honduras, Pompeyo Bonilla, afirmó hoy que uno de los reos que estaría implicado en el secuestro y asesinato del periodista Alfredo Villatoro es policía, que recibía su sueldo como agente activo.

Bonilla dijo en una rueda de prensa que el reo Miguel Ángel Álvarez, requerido el pasado día 16 del centro penal de Danlí, donde cumple su pena por el delito de complicidad en un homicidio, "es miembro de la policía, está sentenciado y está gozando de sueldo".

Villatoro, de 47 años y padre de tres hijos, fue secuestrado en la madrugada del pasado día 9 cuando se dirigía a su trabajo en la radio HRN, una de las dos cadenas más importantes de Honduras y fue hallado el pasado martes en el extremo sur de Tegucigalpa, con dos disparos en la cabeza, según informes de Medicina Forense.

Agregó que otros 55 policías que están presos en diferentes cárceles hondureñas, sin precisar porqué delitos, también "cobran salarios como agentes activos".

Por el pago de salario a policías que están recluidos, Bonilla indicó que se "ha tomado la decisión de cancelar (despedir) al responsable de esa oficina" y que se abrirán "las investigaciones del caso".

La Policía de Honduras está en proceso de depuración, desde noviembre de 2011, por las múltiples denuncias contra agentes y oficiales involucrados en delitos como homicidios, narcotráfico, extorsión, secuestros y robo de vehículos, entre otros.

Hasta ahora, las autoridades hondureñas han requerido a Álvarez y a Juan Ramón Fonseca, quien también cumple su condena en el centro penal de Danlí, por el delito de robo, y han capturado a tres personas más por su supuesta participación en el crimen de Villatoro.

La Fiscalía contra el Crimen Organizado presentó el pasado viernes un requerimiento fiscal en contra de Jessica Zambrano, Katlin Zambrano y Marvin Oliva, por su presunta participación en el secuestro y asesinato del comunicador hondureño.

Los sospechosos que guardan prisión en la cárcel de mujeres y en la Penitenciaría Nacional, cercanas a Tegucigalpa, serán enjuiciados mañana, dijo a Efe una fuente del Ministerio Público.

"En la audiencia inicial que se realizará mañana, la Fiscalía presentará pruebas testifícales y periciales para que el juez dicte auto de prisión con prisión preventiva en contra de los tres sospechosos", agregó la misma fuente.

En Honduras, han sido asesinados 29 periodistas, desde 2003 hasta lo que va de 2012, sin que ningún caso haya sido esclarecido, según el estatal Comisionado de Derechos Humanos.

Un estudio del mismo organismo señala que en 2011 Honduras registró una tasa anual de homicidios de 86,5 por cada 100.000 habitantes, casi 10 veces más que la media mundial.