Un tribunal de Belfast condenó hoy a dos hombres a 25 y 14 años de cárcel por el asesinato en 2009 de un agente de la Policía norirlandesa (PSNI), atribuido al IRA de Continuidad, una de las escisiones disidentes del inactivo Ejército Republicano Irlandés.

Brendan McConville, de 41 años, y John Paul Wootton, de 21, cumplirán sus penas de prisión de 25 y 14 años, respectivamente, en su totalidad, según afirmó hoy el juez instructor, Paul Girvan, que lamentó la falta de arrepentimiento mostrada por los asesinos.

"El asesinato se produjo cuando la actividad terrorista, por fortuna, ha decrecido significativamente y ha sido totalmente rechazada por la ciudadanía", dijo el magistrado.

Girvan confió en que la sentencia sirva para "disuadir a cualquier terrorista" de cometer acciones violentas en el futuro.

Stephen Carroll, un agente católico de 47 años, fue asesinado el 9 de marzo de 2009 de un tiro en la nuca. La bala que le mató entró por la ventana trasera de su coche patrulla cuando investigaba la llamada de una mujer en la localidad norirlandesa de Craigavon, en el condado fronterizo de Armagh.

La mujer había denunciado el lanzamiento de un ladrillo a su ventana, lo que sirvió a los pistoleros para tender una emboscada al policía, el primer agente de la PSNI asesinado por grupos terroristas republicanos desde la reforma del cuerpo de policía norirlandés tras el comienzo del proceso de paz en 1998.

La muerte del policía conmocionó a la sociedad de Irlanda del Norte, sensibilizada porque dos días antes otra escisión del IRA, el IRA Auténtico, había acabado con la vida de dos soldados británicos en la base militar de Massereene, al norte de Belfast.

Las dos acciones terroristas fueron condenadas por todos los partidos norirlandeses y los gobiernos de Londres y Dublín, así como por miles de personas que se manifestaron en la calle esos días para expresar su repudio al regreso de la violencia.