La Comisión Europea (CE) subrayó hoy la necesidad de una mayor "transparencia" de las cuentas públicas españolas, días después de que el Gobierno anunciase una revisión del déficit de 2011 por los gastos de algunas regiones.

"El vicepresidente (Olli) Rehn ha subrayado una y otra vez la necesidad de más transparencia y buena gestión en las cuentas públicas en todos los niveles de la Administración: gobierno central, regiones y municipios", señaló el portavoz comunitario de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj.

Preguntado por las consecuencias del ajuste al alza que el Ejecutivo español ha hecho en el déficit del pasado año, Altafaj no ha querido entrar en detalles y ha pedido que se espere al análisis de la situación de cada país del euro que Bruselas presentará el próximo 30 de mayo.

"No se trata de satisfacción o insatisfacción (por las cifras), o de preocupaciones (...). Incorporaremos todos los datos a nuestro análisis", ha zanjado el portavoz.

Bruselas, que enviará esta semana a expertos de Eurostat -su oficina estadística- a Madrid, pretende verificar con esa misión si el ajuste del déficit de 2011 anunciado por Gobierno español es "exhaustivo", así como extraer "lecciones" para que la situación no se repita.

Según la Comisión, el Ejecutivo de Mariano Rajoy entiende la "importancia de una total claridad de las finanzas públicas en las regiones" y está tratando el asunto con, "por ejemplo, la ley de estabilidad presupuestaria establecida y los planes de ajuste fiscal acordados la semana pasada entre el gobierno y las regiones".

"La Comisión integrará todos estos factores en su análisis del programa de estabilidad español (...) el 30 de mayo", ha explicado otra portavoz comunitaria.

Ésta portavoz ha señalado además que la visita de los expertos de Eurostat aún no tiene fecha concreta y que se está preparando.

España notificó el pasado jueves a la CE una revisión al alza de 0,4 puntos porcentuales en el déficit de 2011, hasta el 8,9 % del Producto Interior Bruto (PIB).