Diversas tiendas y otros negocios cerraron el lunes en la región de Cachemira que controla la India durante la huelga general que anualmente convocan los separatistas para conmemorar el asesinato de un clérigo musulmán ocurrido hace 22 años.

El clérigo Mirwaiz Mohammed Farooq reclamaba el derecho del territorio del Himalaya a decidir en referendo si debía ser independiente o gobernado por India o Pakistán.

Los separatistas dijeron que también honran la memoria del dirigente separatista Abdul Gani Lone, asesinado a tiros en 2002 durante este aniversario.

Las autoridades dijeron que impusieron restricciones al desplazamiento de las personas en la principal ciudad de Srinagar para impedir que se realice alguna protesta separatista durante la jornada.

En la región persiste una profunda aversión contra la India. Cachemira quedó dividida con una línea de control fuertemente militarizada entre la India y Pakistán que se disputan la soberanía de la región.