El jugador del Athletic Club Ander Herrera ha señalado que la "enorme intensidad" que imprime a los entrenamientos Marcelo Bielsa refleja que la final de la Copa del Rey del próximo viernes frente al FC Barcelona "es el partido de su vida".

"Para él, jugar una final contra el mejor equipo del mundo y poder ganarle es lo máximo. Y nos lo está transmitiendo a nosotros, que somos conscientes también de que tenemos una oportunidad única", ha explicado el centrocampista a la conclusión del entrenamiento de hoy en Lezama.

Herrera ha añadido que en las sesiones enfocadas a preparar esa cita del Vicente Calderón, el técnico argentino está siendo "bastante vehemente y directo" con la plantilla y que les está haciendo "sentir en alerta" permanentemente imprimiendo "intensidad" a los ejercicios.

El bilbaíno, por otro lado, ha recalcado la intención del Athletic de "poner un broche perfecto" con el título de Copa a una "temporada magnífica" y ha señalado que "para dar un salto" de calidad necesitan también "ver la cruz de la moneda" como hace diez días en la final de la Liga Europa de Bucarest.

"Ahora tenemos la oportunidad de encarar otra final, que no es algo común en el fútbol. En el partido podrá pasar lo que sea, pero nos vamos a dejar el alma porque estamos en deuda con nuestra gente. También han estado ahí en los malos momentos y se lo debemos", ha señalado Herrera.

Por otro lado, su compañero Gaizka Toquero ha incidido en las "muchísimas ganas" que tiene el vestuario rojiblanco de "dar ese salto" de calidad ganando un título y de creerse "de verdad que se puede ser campeón en el Athletic".

"Hemos jugado dos finales -la de Copa de 2009 y la de la reciente Liga Europa-, nos hemos llevado ya palos muy grandes y todos los que formamos el Athletic nos merecemos un título. Comparado con el de hace tres años, el equipo ha crecido y está más hecho. Esperemos que esto nos sirva para ganar esta vez", ha apuntado.