Mardy Fish, número diez del ránking mundial, y el uruguayo Pablo Cuevas se encuentran dentro de un nutrido grupo de jugadores que renunció a competir en el Abierto de Francia de tenis.

El estadounidense Fish lleva más de un mes sin jugar. Según los organizadores del Grand Slam en superficie de arcilla, Fish padece de fatiga.

Otra baja de importancia es la de la alemana Andrea Petkovic, número 16 en el escalafón femenino. Petkovic arrastra una lesión en el tobillo derecho.

El lugar de Fish en el cuadro fue tomado por el canadiense Frank Dancevic, mientras que Lesia Tsurenko entró por Petkovic.

Cuevas se bajó del torneo por una dolencia en la rodilla, al igual que el español Pere Riba (pierna izquierda). El húngaro Blaz Kavcic y el italiano Simone Bolelli ocuparon sus lugares.

En el cuadro femenino, la argentina Paula Ormaecha entró al cuadro principal a raíz de las bajas por lesión de la húngara Agnes Szavay (espalda), la eslovaca Daniela Hantuchova (pierna izquierda) y la suiza Timea Bacsinszky (abdominal). La francesa Mathilde Johansson y la española Laura Pous-Tío cubren las otras plazas.