Un fiscal francés abrió el lunes una investigación preliminar al ex titular del FMI y otrora aspirante a la candidatura presidencial Dominique Strauss-Kahn, sobre una presunta violación en un hotel en Washington.

El fiscal en Lille, en el norte de Francia, atendió una solicitud que presentaron este mes jueces investigadores de que se ampliara una pesquisa sobre presunta prostitución para examinar la denuncia de violación en un caso que se remonta a diciembre de 2010.

La oficina del fiscal en Lille dijo en un comunicado que examina el caso que podría implicar a Strauss-Kahn en una violación durante una fiesta en un hotel cuando era director del Fondo Monetario Internacional.

Strauss-Kahn, casado y de 63 años, asegura que cualquier cosa que sucedió fue consensual y ha negado haber procedido de forma violenta. La reputación del destacado economista francés se ha derrumbado desde que la mucama de un hotel de Nueva York lo acusó de ataque sexual hace un año.

El ex funcionario ya está sujeto a una investigación en el caso de Lille, que creció rápidamente el año pasado y se volvió un escándalo nacional. Enfrenta cargos preliminares de proxenetismo agravado, con base en acusaciones de otras personas que han sido interrogadas como parte de la investigación.

Strauss-Kahn niega los cargos y aunque ha reconocido que participó en una actividad "libertina", asegura que no sabía que hubiera alguien a quien se le haya pagado a cambio de sexo.

El diario francés Liberation reportó este mes que dos prostitutas belgas interrogadas por el caso en Lille describieron que Strauss-Kahn usó violencia durante la relación sexual en el Hotel W en Washington y las obligó a pesar de sus protestas.