El ELN atribuyó hoy a la "extrema derecha" el atentado en Bogotá contra el exministro Fernando Londoño que dejó hace siete días dos muertos y medio centenar de heridos.

En una declaración difundida por su sitio en internet, el grupo rebelde consideró que este ataque "no causa demasiadas sorpresas y más bien deja otra vez clara la aplicación de todas las formas de lucha de la extrema derecha, que tanto endilga a la insurgencia".

La acción, agregó luego, es una nueva muestra de que a la extrema derecha "no le importa proceder contra sus socios en el poder, cuando se trata de sacar adelante sus propósitos, así tenga que sacrificar a sus propios miembros".

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) también apuntó que "llama mucho la atención" que haya sido el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) en adelantarse a atribuir a las FARC este atentado, del que el gobernante Juan Manuel Santos no se ha atrevido a responsabilizar a nadie.

"Generar este tipo de hechos para enrarecer el ambiente, cuando los acontecimientos políticos no encajan en sus esquemas cerriles (...), no es nada nuevo, no es el primero ni será el último", advirtió el grupo rebelde, que es el segundo del país tras las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El abogado Londoño, que fue ministro del Interior en los dos primeros años del Gobierno de Uribe (2002-2010), sobrevivió herido a la acción terrorista, que le causó la muerte a dos de sus escoltas.

El atentado fue cometido con una bomba colocada en la parte delantera de la camioneta blindada en la que Londoño se transportaba por el norte de Bogotá y que estalló cuando el vehículo estaba detenido en el cruce de una calle y una avenida.

El exministro recibió el alta médica el viernes por la noche y, según fuentes de su entorno, regresará cuanto antes a su actividad periodística, como director de La Hora de la Verdad, programa diario informativo y de opinión que se transmite por la cadena Radio Súper.