El periodismo cultural en la prensa tradicional exige una mayor credibilidad y honestidad para competir con los contenidos de medios digitales particulares que ofrecen información mucho más especializada, afirmaron hoy en Lima periodistas de hispanoamérica.

El tema fue uno de los ejes centrales de la jornada inaugural del primer Encuentro Internacional de Periodismo Cultural, que se celebrará hasta el jueves en el Centro Cultural de España, organizado por la Red Peruana de Periodistas Culturales, la Municipalidad de Lima Metropolitana y la organización Sientemag.

El embajador de España en Perú, Juan Carlos Sánchez, inauguró las jornadas, que se iniciaron con la participación del director adjunto del diario español El País, Gumersindo Lafuente, y de otros periodistas y escritores, como el argentino Hernán Casciari, fundador de la revista Orsai.

Según Lafuente, Internet le despojó al periodista del poder que le confería ser el único intermediario entre la realidad y el lector, pero el usuario que consume medios digitales "todavía tiene la necesidad de fiarse de alguien y darle credibilidad".

"Ahí el periodista debe aprovechar su conocimiento y experiencia para contextualizar, filtrar y jerarquizar información mientras utiliza Internet para cultivar su marca personal en paralelo a la de su medio tradicional", explicó.

Recordó, sin embargo, que los críticos de cultura ya no podrán actuar como "árbitros de creación cultural", porque ahora es la gente la que "por primera vez puede ejercer control social por los medios" y puede sustituirlos con sus propios contenidos, pero sin las estructuras y costos de un medio convencional.

Lafuente, que también es fundador de soitu.es, advirtió del "gran peligro" que conlleva reducir los gastos en secciones como la de cultura dentro de un diario tradicional grande en tiempos de crisis, "porque ahora hay muchos otros lugares donde buscarla y el lector acudirá a ellos".

Hernán Casciari comentó a Efe, por su parte, que el futuro del periodismo cultural pasa por productos e historias de calidad elaboradas por usuarios que tienen la iniciativa de crear su propio medio digital y contarlas para otros usuarios, que se preocupan en buscarlas porque les interesa lo que cuentan.

"Aún así no entiendo que desde la aparición de Internet la prensa tradicional compita en la fragmentación para hacerlo todo pequeño y breve, pero creo que la crónica narrativa y el periodismo de investigación están ya más cerca del libro electrónico que del papel", añadió.

También valoró la segmentación que ofrece el medio digital para difundir historias que, a su juicio, "la prensa ya no está interesada en trabajar o investigar, pero sí ciertas personas de manera particular".

El embajador Sánchez comentó a Efe, por su parte, que "el periodismo cultural en Latinoamérica debería funcionar como una auténtica vanguardia creadora e innovadora porque la cultura lo impregna todo y el periodismo debe enmarcarse en las necesidades de transformar un país o una región".

"Todo periodismo es cultural en sí y se debe esperar que los periodistas sobrevuelen el momento presente para impulsar aquellas manifestaciones culturales que contribuyan a la creación de sociedades más justas", finalizó.