El exministro de la Presidencia de la República Dominicana Danilo Medina, candidato presidencial del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD, liberal), se perfila como el próximo presidente del país tras alcanzar el 51,25 % de los votos en las elecciones celebradas este domingo.

Con el 75,34 % de los votos escrutados, Medina, que puede proclamarse vencedor sin necesidad de disputar una segunda vuelta, se impone al candidato opositor, el expresidente (2000-2004) Hipólito Mejía, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), con un 46,96%.

El ganador sustituirá en la presidencia a Leonel Fernández, quien gobernó durante los últimos ocho años y en el período 1996-2000.

A pesar de los resultados oficiales, suministrados por la Junta Central Electoral (JCE), la oposición denunció numerosas irregularidades en el proceso de votaciones y acusó a este órgano de favorecer al oficialismo con la manipulación de los datos.

"Nosotros hemos dicho que ganamos estas elecciones y lo vamos a demostrar con las actas y con documentos", dijo a periodistas el dirigente del PRD Emmanuel Esquea Guerrero.

Los resultados, sin embargo, fueron calificados de "victoria aplastante" por Francisco Javier García, jefe de campaña del candidato oficialista, quien consideró las críticas de la oposición "parte del pataleo y la justificación de una derrota electoral que le anticiparon todas las firmas encuestadoras".

Los dos candidatos, con todo, permanecen en silencio y a la expectativa de los pronunciamientos de la JCE, cuyo presidente, Roberto Rosario aseguró al país que "amanecerá con un presidente electo" y recordó la prohibición legal de que un candidato se declare ganador antes de que el organismo se pronuncie.

A la espera de resultados más concluyentes, seguidores de Medina y Mejía se concentraban esta noche ante las sedes de sus comandos de campaña, los primeros celebrando una virtual victoria y los segundos acusando a la JCE de parcialidad.

La jornada estuvo plagada de denuncias sobre irregularidades como la compra de cédulas de identidad y el porte de armas y tampoco faltaron los incidentes, que causaron varios heridos.

El presidente de la JCE, Roberto Rosario, los consideró incidentes "menores" y dijo que forman parte de un proceso electoral normal.

Un hombre, identificado como José Yoga Sabramanian, fue atacado a tiros por desconocidos cuando se encontraba en su vehículo frente a un colegio electoral en la provincia de La Vega (norte).

Además, tres mujeres fueron heridas por arma de fuego en el municipio de Neyba (suroeste) en medio de una discusión entre simpatizantes del PRD y del PLD, informó Listín Diario en su web.

El PRD acusó a dirigentes del gobernante PLD de comprar cédulas de identidad y de hacer proselitismo en los centros de votación y en canales de televisión, lo que prohíbe la ley.

Antes de estas quejas, el presidente de la JCE criticó las "denuncias sin fundamento" sobre compra de cédulas de identidad.

Durante la jornada, que, según el órgano rector de los comicios transcurrió en calma en líneas generales, las autoridades informaron de la detención de varias personas, entre ellas dos exgenerales retirados, por el porte y la exhibición de armas.

El todavía presidente se felicitó por el buen desarrollo y la "activa participación" de los votantes y, en relación con las irregularidades denunciadas, abogó porque sean los observadores internacionales y las autoridades electorales quienes las estudien.

"Esperaremos al final lo que puedan decir los observadores de la (Organización de Estados Americanos) OEA e internacionales y la decisión final de la Junta Central Electoral", dijo Fernández al ser preguntado acerca de las denuncias de compra de cédulas.

El jefe de la misión de observadores de la OEA, el expresidente uruguayo Tabaré Vázquez, en la misma línea, destacó la participación y el civismo de los dominicanos en las elecciones, pero dijo que recomendará al organismo para que en próximos comicios se reduzca la participación del presidente de turno.